sábado, 19 de septiembre de 2009

* Carolina de Mónaco

Carolina de Mónaco78877-carolina-11

Nombre: Carolina Luisa Margarita Grimaldi
Lugar: Montecarlo, Mónaco
Familia: Padre: príncipe Rainiero
   Madre: princesa Grace Kelly

Biografía:

La conocida princesa Carolina de Mónaco, realmente se llama Carolina Grimaldi Kelly, ha nacido en Mónaco, un 23 de enero de 1957.
La hija del príncipe Rainiero y de la princesa Grace Kelly, famosa por su elegancia y belleza, además de su controvertida vida personal, tiene cuatro hijos y aspira a colocar a alguno de estos en el trono de Mónaco. Ella ha sido quien desde la muerte de su madre en 1982, se ha encargado de organizar el Baile de la Rosa, un baile bastante importante en la vida social monegasca, entre otros labores.

 

78883-defcar5 

 

78885-defcar7

 

 


En lo que respecta a su vida amorosa el 29 de junio de 1978 ha contraído matrimonio con el playboy francés llamado Philippe Junot, con quien sólo dura dos años. Luego de esta separación, la princesa ha sostenido varias relaciones, entre ellas con Roberto Rossellini Bergman, hijo del director de cine italiano Roberto Rossellini y de la actriz sueca Ingrid Bergman, así como también con el tenista argentino Guillermo Vilas, pero ninguna de ellas han llegado a buen puerto hasta que en 1982 conoce a un apuesto joven italiano llamado Stefano Casiraghi, hijo de un millonario milanés. Pero en este mismo año fallece su madre, la princesa Grace Kelly, lo que la hunde en una fuerte depresión. Posteriormente, en 1983 queda embarazada, y la Casa del Príncipe Rainiero anuncia el compromiso matrimonial de su hija con Stefano, y al año siguiente nace Princesa Grace Andrea Albert Casiraghi Grimaldi, hijo primogénito del matrimonio, en la misma clínica que dos años después llegaría al mundo en la misma clínica su hermano Charlotte Marie Pomeline Casiraghi Grimaldi; y finalmente en 1987, nace Pierre Casiraghi Grimaldi.
Luego del nacimiento de los niños, cuando todo parecía perfecto y color de rosa, para la princesa Carolina, fallece Stefano Casiraghi víctima de un accidente de catamarán en aguas de Montecarlo en el campeonato mundial de off-shore, por tal dolor es que parte junto a sus tres hijos a la Provenza francesa a recuperarse del mazazo, y a volver a ser la princesa de siempre. Luego, en 1996 ya recuperada al ver el crecimiento de sus niños, Carolina de Mónaco comienza a verse a solas con Ernesto Hannover, que posee los títulos nobiliarios de príncipe de Hanover, duque de Brunswick y Lünenburg, y uno de los amigos de toda la vida de Carolina. Esta relación lleva al aristócrata a divorciarse de su esposa, y en 1999 contrae matrimonio con la princesa Carolina de Mónaco, que estaba embarazada. Con este hombre vive años de gran felicidad, hasta que nuevamente en la vida de Carolina vuelve a verse todo negro, cuando su padre, Rainiero III, fallece por unas complicaciones en su estado de salud desde siempre precario, y su esposo sufre una pancreatitis aguda, aunque no muere.

552351

Carolina de Mónaco en un acto oficial junto a su segundo esposo, Stefano Casiraghi y los hijos de ambos, Andrea, Carlota y Pierre.

El «Svensk Damtidning», publicación sueca parecida al «Hola», pero con menos imágenes y más texto, sirve esta semana una noticia con fotos e interrogación añadidas, que nos ha dejado el alma encogida.caoline--253x250

En esas fotos vemos a Carolina de Mónaco, aquella princesa de belleza desafiante, siempre rebosante de glamour y dinero, con expresión compungida, desaliñada, la cara hinchada y un ojo amoratado.

Tras consultar a un cirujano y desechar que esos cardenales e hinchazones sean el resultado de una operación de cirugía estética, la citada revista se pregunta si la hija de Grace Kelly es víctima de la denominada violencia doméstica.

Cuenta que las cosas no andan como debieran en su matrimonio con Ernesto Augusto de Hannover, un bebedor empedernido de carácter despótico, totalmente falto de la educación que le exige su alta cuna (es nieto de Jorge V y Jefe de la Casa más antigua de Alemania) y asegura que éste vuelve a verse con su ex esposa Chantal.

Y mientras se disparan las especulaciones y los dimes y diretes, parece innegable que la princesa, que no vive un cuento azul sino negro, ya no parece preocuparse por esconder sus dramas.

Esperemos que muy pronto pase este mal rato para la que fue reina de las portadas y que Carolina Grimaldi vuelva a vestir ropa de Chanel y Dior, a deslumbrar en los saraos internacionales de los miembros del Gotha y que su imagen recupere el brillo de antaño.

1238394468700

Los originales complementos de Carolina de Mónaco en el Baile de la Rosa 2009. Imágenes

Vestido blanco y chaqueta corta de Chanel Spring 2009 Ready To Wear, fue el modelo escogido por la Princesa Carolina. Charlene Winttscok eligió un vestido negro escote corazón con la parte superior izquierda bordada en plata de Giorgio Armani. Llamó la atención su peinado, con un tupé muy levantado y un guante estilo rockero que llevaba en la mano izquierda

Carolina y Alberto de Mónaco posan con Karl Lagerfeld

 

Carolina sorprendió por la originalidad de sus complementos. El bolso era un casco de moto decorado con flores y las pulseras estaban hechas con cubre corchos de botellas de champán

Carlota Casiraghi escogió un vestido negro palabra de honor, con el cuerpo de plexiglás, y la falda con grandes pétalos de tela y complementos a juego. Llevaba unos espectaculares pendientes de diamantes en cascada

El Baile de la Rosa homenajeó al Rock & Roll y la figura de Chuck Berry, de 82 años.
El príncipe Alberto, en compañía de Charlene Wittstock, fue el encargado de presidir la celebración junto a su hermana la princesa Carolina, que asistió con sus hijos Pierre y Carlota Casiraghi y sin Ernesto de Hannover que se recupera de una reciente operación.
En la Sala de las Estrellas del Sporting Club, cubierta de paredes de cemento, toldos de plásticos, paneles luminosos, telones pintados como chapa ondulada oxidada y manteles de tela vaquera, los 800 invitados de honor, previo pago de 750 euros, fueron recibidos en un ambiente de «garaje» que desentonaba con sus elegantes trajes y vestidos de gala. (Vía)

 

HBaPVm4UCarlota Casiraghi escogió un vestido negro palabra de honor, con el cuerpo de plexiglás, y la falda con grandes pétalos de tela y complementos a juego. Llevaba unos espectaculares pendientes de diamantes en cascada

ImgArticulo_T1_2675_2009826_124401

78887-defcar9

carolina con su hija la princesa Alexandra de Hannover

Carolina con su hija la princesa Alexandra de Hannover.

Carolina de Mónacco y Ernesto de Hannover

Carolina de Mónaco y Ernesto de Hannover.

78879-carolina-13

17

vegbarej2

 
Plantilla creada por maria basada en la minima de blogger.