jueves, 17 de septiembre de 2009

* Estefanía de Mónaco

070803_estefania_monaco_3 Sumándose a las tribulaciones de Grace hacia el final de su vida, estaba la repetición de sus antiguos problemas con Carolina por parte de la ahora rebelde Estefanía, algo siempre lamentable. Grace nunca tuvo muchos problemas con su hijo Alberto, a pesar de que el joven no fuera- según su prima Grace LeVine- el hijo modelo que se ha pintado.

“Oh, Albert pasó también por una rebelión propia “, pero nadie presta mucha atención cuando se trata de un muchacho. los chicos son capaces de escaparse hasta del asesinato. Pero sea cual sea la rebelión por la que pasó Alberto, se trato de algo suave y poco duradero. Raramente relacionado con las mujeres, Alberto completó sus estudios en el colegio Amherst, en Massachusetts, para luego entrar en la Marina francesa. En Alberto, Grace tuvo un hijo que se acercó maravillosamente a su ideal.

Ese no fué el caso de Estefanía. Grace había mimado sin reparo a su tercera hija a lo largo de los primeros años:” Uno se cansa ya un poco con el tercero y comienza a ceder para mantener el tipo”declaró una vez Grace, que aludió a dificultades en cartas a su amigo Don Richardson, siempre, eso si, con afecto hacia ella. En una carta de 1979, Grace describía a la catorce añera como “ Una criatura muy especial, difícil, pero sensacional…” En 1974,Grace había dicho que “tenia que haberla golpeado como un gong” hace mucho tiempo”

Criatura caprichosa, creativa, cariñosa, faldera, Estefanía se había apoyado en su madre en todos los aspectos, y tal como había hecho con Carolina, Grace fue para Estefanía amiga mentor y confidente durante años. Sin embargo, todo esto había cambiado. A los 16 años, repentinamente deseosa de independencia, Estefanía se había convertido en una chica voluntariosa y terca y no solo despreció el consejo materno, si no que rechazó violentamente mucho de la educación que había que había recibido. Odiaba ser princesa ( gritaba durante las luchas familiares) y no quería comportase como tal. Ya a los trece años se había negado a ponerse nada que no fueran pantalones para el baile de la boda de su hermana y le prohibieron que no acudiera si no llevaba un vestido. No acudió al baile. Muchas de las batallas entre madre e hija tenían que ver con los trapos; una vez las vieron a las dos en París, en una boutique, riñendo sobre las compras que iban a hacer.

Estefanía rechazaba la autoridad también en el colegio. Se saltó las normas sobre fumar, salir y tuvo que repetir curso el el severo instituto católico St.Dominique, de Paris,cuando se vio que los resultados escolares eran pobres. Grace, cuando se enteró de esto, sacó a su hija del colegio y la matriculo en otra escuela, también católica, pero más liberal, la Charles de Foucault. Allí, bajo tremendas amenazas por parte de su madre, Estefanía puso empeño y aprobó en la primera de 1982. Pero la joven también enfadó a su madre por los ligues indiscretos con Urbano Barberine, el joven de 21 años de rica familia italiana, y con Paul Belmondo, de 17 años, hijo del actor francés Jean Paul Belmondo. A Estefanía, que entonces contaba con 16 años, se la vio y se la fotografió besando y abrazándose con Urbano en una Playa, obligando a Grace a prohibir a su hija que visitara aquella playa. Pocos meses después conoció a Paul Belmondo, con quien fue más discreta, pero ambos eran inseparables en las fiestas,pasando con frecuencia el tiempo juntos en un rincón.

Preocupada y sintiendo la sensación molesta de algo por lo que se ha pasado ya, Grace insistió en que Estefanía retornara a Mónaco y limitara sus encuentros con Belmondo. Fue entonces cuando Estefanía se puso realmente furiosa. Madre e hija riñeron repetidas veces con violencia y cada pelea afectaba al corazón de Grace, aumentando sus heridas y enfados. Durante el verano de 1982, las peleas no hicieron más que aumentar, a medida que Estefanía intentaba una y otra vez afirmar su independencia.

Grace estaba terriblemente preocupada. Su hija Estefanía no tenía más que 17 años. Nunca había tenido tantos problemas con Carolina a la misma edad…

Todo esto había ido conduciendo a Grace a un estado de confusión.

Ella ya había acudido, desde mediados de los años sesenta, cada vez con más intensidad al alcohol anestesiada para olvidarse de las cosas que la rodeaban. A Grace siempre le había gustado el trago fuerte y hay muchas historias de sus amigos sobre ocasiones que fueron de copas con Grace.

Rock Hudson contó a íntimos suyos que él y Grace se “habían puesto hasta las pestañas” en una fiesta en casa de Allan Rupert en los años sesenta. En 1971, Grace asistió a un banquete fantástico que dio el Sha de Irán, en Persépolis, bebió con ganas y hasta llegó a ponerse un poco ridícula. Cuando el hombre que estaba sentado junto a ella encendió un puro,Grace dio rienda suelta a un estornudo que hizo saltar todos los botones de la parte de atrás de su reluciente vestido. Mientras su dama de honor miraba horrorizada, Grace rompió a reír hasta que se puso totalmente histérica. Llegó a beber tanto que todas sus amistades estaban muy preocupados.Lo que más chocaba a sus amigos fue la cantidad de peso que Grace comenzó a adquirir, lo hinchada que aparecía alrededor de los ojos.

El comportarse irresponsablemente, aunque fuera en una juerga entre amigos, estaba tan fuera del carácter de Grace que sus amigos empezaron a preocuparse muy seriamente. Don Richarson

recuerda una ocasión de esas en una fiesta en casa de Rupert Allan, en 1979, para entonces había comenzado a beber bastante y le estaba pegando a la botella con ganas. Se estaba liberando. llevaba un vestido descosido,su pelo no estaba peinado, su maquillaje corrido. Grace consumió una enorme cantidad de bebida y cuando llegó la hora de marchar ella insistió en conducir sola a casa.

este2 estefania-21b 71f931b2ba48ep

El día del funeral de su madre.Estefanía de Monáco. 184891 Estefania de monaco y daniel ducret estefaniademonaco2b EstefaniaART

1409e29estefaniap

Uno no se puede imaginar cómo reaccionarían algunos en nuestro país si esto sucediese en nuestra Familia Real. Pero en Mónaco casi se convirtió en habitual durante los años 90. Estefanía, como había hecho su hermana años antes, luchó contra la oposición familiar para casarse con su guardaespaldas Daniel Ducruet. El matrimonio se celebró en 1995, aunque la pareja ya había concebido dos hijos: Louis y Pauline. Cuando parecía que las malas lenguas y los agoreros se habían equivocado y la pareja era estable, apareció un vídeo en el que se observaba cómo Du cruet mantenía relaciones sexuales en una piscina con una joven cabaretera. El divorcio no se hizo esperar y en 1996 se puso fin a la relación. Entre ese año y 2008, Estefanía tuvo otra hija más con otro guardaespaldas, vivió con un domador de elefantes en su caravana y se casó con un acróbata portugués, de quien se separó poco después. Si esto ocurriera en España a Peñafiel le daría algo.

vegbarej2

2 comentarios:

Anónimo 5 de abril de 2013, 18:08  

ESTEFANIA DE MÓNACO ES BELLA, PERO SU HERMANA LO ES AUN MAS Y NI QUE DECIR DE SU MADRE LA PRINCESA GRACE KELLY TODA UNA DIOSA EN BELLEZA Y GLAMOUR.

Anónimo 1 de junio de 2014, 21:11  

muy hermosa ella y su familia.Buenos artistas.

 
Plantilla creada por maria basada en la minima de blogger.