miércoles, 13 de enero de 2016

Carl Faberguè.

 Peter Carl Fabergé

Una de las pocas fotografías en existencia de Peter Carl Fabergé en sus últimos años.
El Dios de la Joyería Rusa y creador de los Huevos Fabergé
Familia de los huevos Peter Carl Fabergé nació en 1846 en San Petersburgo (Rusia), descendiente de una familia de hugonotes, franceses protestantes que tuvieron que huir de la persecución religiosa en el siglo XVII. A los 24 años heredó el taller de joyería de su padre en la ciudad rusa. Antes se había formado en el oficio en Alemania, Inglaterra, Francia e Italia.
En 1882 la Casa Fabergé obtuvo la Medalla de Oro de la Exposición de Arte Industrial Panruso, donde el zar Alejandro III conoció su obra. Allí fue donde el zar compró una de sus reproducciones de los tesoros del arte ruso. Después le encargó el primer huevo y más tarde le nombró Proveedor de la Corte Imperial. Durante más de 30 años la familia Romanov se convirtió en el mejor publicista del joyero.
Historia
La fiesta más importante del calendario de la iglesia ortodoxa rusa es Pascua. Se celebra con el cambio de huevos y de tres besos. Los huevos de Fabergé comenzaron en 1884 con un huevo de Pascua hecho para el zar Alejandro III que hizo un regalo para su esposa, la zarina María Ferodrova. El huevo recordó a la emperatriz su patria, y así se dijo que Carl Faberge haría un huevo de Pascua cada año para María. Fabergé diseñó los huevos de Pascua por otros once años hasta que Alejandro III de Rusia murió. Entonces Nicolás II, hijo de Alejandro, continuó la tradición. Fue dicho desde entonces que el regalo de Pascua tendrá forma de huevo y tendrá una sorpresa dentro. Estos proyectos se convirtieron en prioridad superior de la compañía y fueron planeados y trabajaban en ellos por adelantado--un año o más. La sorpresa siempre fue mantenida secreta.
Los diseños para los huevos imperiales fueron inspirados por los trabajos de arte históricos que Faberge imitó o copió de sus recorridos o del Museo del Ermitage. Había huevos que representaban el yate-Standart imperial, la catedral de Uspensky, el palacio de Gatchina, y durante la época de la guerra, de la Cruz Roja y de los militares.
La fuente primaria de inspiración vino de los trabajos de siglos anteriores. El esmaltar translúcido era una técnica valorada en el siglo diecinueve que requería varias capas del esmalte aplicado y de la “leña” del objeto en un horno después de cada capa. Sin embargo, había una muy limitada capa de colores en el siglo diecinueve, pero Fabergé consiguió con sus técnicas un catálogo de más de 140 colores. El más estimado de éstos era el esmalte de la ostra que variaba en color dependiendo de la luz.
Combinaba metales -plata, oro, cobre, níquel, paladio- variando las proporciones a fin de obtener diferentes colores para la 'cáscara' del huevo. También utilizaba una técnica conocida como 'guilloche', un tratamiento de la superficie que produce ondas y estrías en el diseño y podía llevarse a cabo de forma manual o mecánica. Para adornar los huevos de Pascua, a veces de estilo oriental, la mayoría de ellos deudores del Rococó, empleaba todo tipo de piedras naturales: jaspe, cristal de roca, ágata, lapislázuli, jade... Los zafiros, rubíes y esmeraldas eran siempre pulimentados, mientras que los diamantes los utilizaba con corte en rosa.
Mención aparte merecen las sorpresas que incluían todos los huevos de Pascua. A veces eran coronas reales y pajarillos; otras, retratos en miniatura del zar Nicolás y sus hijas Olga y Tatiana. En algunos casos las joyas tenían un mecanismo que activaba la sorpresa. Ésta se mantenía siempre en el mayor de los secretos. Para cada diseño, el taller de Fabergé, que llegó a emplear a 700 personas, trabajaba durante un año, a veces más. Sólo para confeccionar la miniatura del coche de la coronación del zar (7,5 centímetros de longitud) hicieron falta 15 meses de trabajo en el taller de San Petersburgo.
El Huevo Fabergé más conocido, famoso y valorado es el denominado Huevo de la Coronación, subastado por 18 millones de dólares. De los entre 50 y 56 Huevos que se estima que se hicieron (hay gran disparidad entre los datos y fuentes) el Kremlin posee 19 de ellos, el Museo de Bellas Artes de Virginia (EEUU) tiene otras cinco piezas y la reina Isabel II de Inglaterra atesora tres más. En el Museo de Arte de Nueva Orleáns pueden verse dos huevos de  Pascua, la Fundación Edouard y Maurice Sandoz (Suiza) posee dos y el Museo Hillwood de Washington otros tantos, la misma cifra que The Walters Art Museum, en Baltimore (Maryland). El príncipe Rainiero de Mónaco posee sólo uno, al igual que el Museo de Arte de Cleveland. De otros dos más existen fotografías. Y se desconoce el paradero de ocho de ellos.
coronation  HUEVO DE LA CORONACIÓN | Fue regalado por Nicolás II a su esposa, la zarina Alexandra, como regalo de Pascua tras su coronación, en 1897. Está confeccionado con esmalte de oro, sobre el que se han engarzado diamantes para dibujar el escudo del águila imperial. El huevo se abre para mostrar en su interior una réplica de oro en miniatura del carruaje en el que Alexandra hizo su entrada en Moscú. Es el huevo más caro de la colección de Forbes, con un precio de entre 18 y 24 millones de dólares. El artesano que lo creó, George Stein, tardó 15 meses, trabajando 16 horas diarias, para completarlo.
gallina
EL HUEVO DE LA GALLINA | Peter Carl Fabergé creó este huevo como regalo para la familia Romanov. El zar Alejandro III se lo regaló a su mujer, la zarina Maria Feodorovna, en la Pascua de 1885. Del tamaño de un huevo de gallina, una banda de oro en el centro descubre el sistema de apertura. En el interior se esconde una gallina pequeña de oro macizo. Tiene un valor de entre tres y cuatro millones de dólares.
renacimiento  HUEVO RENACIMIENTO | Fue el último de los huevos que el zar Alejandro III, que murió ocho meses después, regaló a su esposa. Fabricado en 1894, el esmalte que cubre el huevo está realizado con ágata blanca y la decoración es de oro e incluye piezas de joyería. Su precio es de cinco a siete millones de dólares.
rosebud HUEVO DEL CAPULLO DE ROSA| Fue regalado por el zar Nicolás II a su esposa Alexandra en 1895. Está realizado con esmalte granate 'guilloché', sobre el que se engarzaron pequeñas piezas de oro y gemas preciosas. En su interior, como muchos de los huevos imperiales de Fabergé, guarda una pequeña sorpresa: una maravillosa rosa de esmalte amarillo. Su valor es de tres a cuatro millones de dólares.
lillies
                   HUEVO DE LOS LIRIOS DEL VALLE | Regalado a la zarina Alexandra en la Pascua de 1898. Es un huevo de esmalte de color salmón rosado tachonado con perlas y diamantes que imitan a los lirios de las flores del valle. Al presionar sobre una de las perlas de un lateral, se acciona un mecanismo que deja ver en la parte superior del huevo tres retratos en miniatura (detalle en la foto), pintados al óleo, del zar y sus dos hijas mayores, Olga y Tatiana. Su precio es de 12 a 18 millones de dólares.
15aniversario          HUEVO DEL DECIMOQUINTO ANIVERSARIO | En el 15 aniversario de su coronación, en 1911, la zarina Alexandra recibió este huevo, en el que se habían pintado 16 exquisitas miniaturas, cada una de ellas representando momentos históricos del mandato de su marido Nicolás. Las miniaturas están pintadas sobre un fondo de esmalte blanco, dividido en varios pequeños paneles separadas por hojas de laurel de esmalte verde. Cada uno de los pequeños retratos está rodeado de una corona de diamantes. Su valor está entre 10 y 15 millones de dólares.
cuco
HUEVO DEL CUCO | Fabricado en 1890, hoy en día se calcula que vale entre cinco y siete millones de dólares. El huevo, de estilo barroco, está decorado con esmalte violeta y tiene un reloj de mesa en el frontal. Al presionar un pequeño botón de oro en la parte superior del huevo sale un cuco, que mueve sus alas.
orangetree
HUEVO DEL NARANJO | En 1911, el zar Nicolás II encargó este huevo para regalarselo a su madre, Maria Feodorovna. Es una réplica en miniatura de un árbol tropical, y entre sus hojas (en esmalte verde) se engarzaron amatistas, rubíes y diamantes rosa que imitan frutas tropicales. El árbol tiene un botón escondido que, cuando se acciona, enseña una de las creaciones más maravillosas de Fabergé. Una parte de las ramas del árbol se eleva y empieza a sonar una música y un ruiseñor se mueve suavemente, mientras agita sus plumas y abre el pico. Puede valer entre 10 y 15 millones de dólares.
george
HUEVO DE LA ORDEN DE SAN JORGE | Realizado en 1916, conmemora la presentación de la Orden de San Jorge a Nicolás II en 1915, que el zar lideró durante la Primera Guerra Mundial. El huevo está realizado en esmalte blanco, sobre el que se han pintado cuatro retratos. Su precio se calcula entre cuatro y seis millones de dólares. (AP)

23630103_1_l
Esta limitada huevo edición musical es una belleza impresionante. El fondo de ébano ofrece el escenario perfecto para los cuatro paneles de concha de abulón ribeteado con galones de oro con cuentas que abrazan los lados del huevo. Dos joyas en forma de estrella con los centros de cristal de color rubí adornan el centro de cada panel de concha. En lo alto del huevo, una joya en forma de corona está rodeada de adornos de oro y cristales claros y brillantes. Rubí de color líneas de terciopelo en el interior del huevo. Reproduce "Music of the Night" de "El Fantasma de la Opera".
fab3oa
Este  huevo, verde se apoya en cuatro patas en forma de pezuñas de oro. Guirnaldas de oro atadas con oro verde se adjuntan por perlas. Un rubí cabujón forma el nudo central de un arco de diamantes. Cuando se activa, un retrato redonda, enmarcada de la zarina Alexandra Feodorovna, brota del centro.
family-faberge
El Imperial Lillies del valle del huevo era un regalo de aniversario del zar Nicolás a su esposa. Por supuesto que está decorado con diamantes y perlas, pero la cosa más dulce en este huevo son las fotos enmarcadas de él y sus dos hijas mayores, Olga y Tatiana, que se elevan desde la parte superior.

bol_clock1
bol_clock4
bol_clock2
                Huevo de los lirios de la virgen
El ramo de lirios Reloj Huevo Dada por el zar Nicolás II a su emperatriz Alexandra Fyodorovna, para la Pascua de 1899, que era entonces el toque final a su colección. El cuarzo rosa Huevo.
                                   
pinkquartz1a
pinkquartz2
pinkquartz3
Inspirado por el Ramo de lirios Reloj Huevo dado a la emperatriz Alexandra Fyodorovna por el zar Nicolás II en 1899, El cuarzo Huevo Rosa lleva su estilo del ramo de lirios del huevo, pero no pretende ser una reproducción de la misma

200px-Faberge_Train_Egg_Kremlin_April_2003-2
                    Huevo del ferrocarril Transiberiano.
En 1900, el ferrocarril que conectaría la Rusia europea con la costa del Pacífico estaba a punto de terminar, una hazaña que el zar Nicolás II tomó gran satisfacción para el crecimiento de Rusia.
FABERGE tuvo la idea de diseñar un huevo, particularmente ingeniosa para celebrar el acontecimiento.
fab22b
En el interior del huevo estaba oculto, doblado en tres secciones, un modelo en miniatura de la "Trans-Siberian Express" (un pie de largo!).
Este tren constaba de una locomotora oro y platino, cinco coches en oro con las ventanas de cristal de roca.
Los faros eran diamantes y rubíes luces traseras.
Los tres partidos podrían estar vinculados entre sí para formar un tren que podría terminar el mecanismo, con una llave de oro,  para hacer que funcione.
Los coches fueron etiquetados individualmente "correo", "sólo para mujeres", "no fumadores". Había un coche comedor y el  último coche fue designado "capilla", similar a la de tren imperial.


  • El Huevo con tréboles de 1902. Goldsmith M. Perchin (Armería Museo del Kremlin, Moscú)

El huevo con la hoja del trébol es el símbolo del matrimonio TSAR feliz Nicolás II y Alejandra Feodorovna.

En 1902, la fabricación de esmalte transparente es un nuevo método aplicado al arte de la joyería. Este esmalte transparente era muy difícil de crear y obra del artista es perfecto, no hay grietas o burbujas! Este huevo es considerado uno de los mejores ejemplos del arte de la FABERGE joyero en el Mundo
  • La catedral de Uspenski Huevo en 1906, firmó FABERGE. (Museo del Kremlin, Moscú, Rusia)
Imperial Faberge Egg - Moscow Kremlin Egg
Es la FABERGE "monumental" de los huevos. Este elegante modelo se inspiró en la arquitectura de la Catedral de la Asunción (Uspensky) en el Kremlin en Moscú.Se conmemora el regreso a Moscú de la pareja imperial en 1903.
photo oeuf faberge 09
La sorpresa, una caja de música con una llave de oro se encuentra en la base del huevo, obras de teatro "IJP KHVERUVINY" era un himnos favoritos del zar Nicolás II.
  • El huevo al enrejado de rosas 1907 (Galería de Arte Walters en Baltimore, Maryland, EE.UU.)

Este huevo es nombrado en referencia a los diamantes que rodean llaves.
La sorpresa contenida dentro del huevo, era una cadena de diamantes que colgaba una acuarela miniatura de zarevich Alexis pintada sobre marfil.
El Alexander Palace Huevo en 1908. H. Goldsmith Wigström. (Armería Museo del Kremlin, Moscú, Rusia)
favorite-faberge-egg
Este huevo, tallada en jade famosa siberianos cinco hijos zar Nicolás II.
Está decorado con acuarelas en miniatura hijos del emperador Nicolás II. En el reverso de cada retrato ovalado está grabada la fecha de nacimiento del niño:

OLGA: 03 de noviembre 1895
TATIANA:  29 de mayo 1897
MARIA:  14 de junio 1899
ANASTASIA:  05 de junio 1901

                              ALEXEI:  30 de julio 1904

Al abrir, el huevo revela una pequeña réplica detallada de Alexander Palace, residencia favorita de la familia imperial en Tsárskoye Seló y sus jardines adyacentes.
Construido en 1769 por Gran CATHERINE, el palacio más tarde se hizo la residencia principal del zar Nicolás y su familia.

FABERGE en el proyecto de ley, que dice "nefritis huevo con incrustaciones de oro, adornada con 54 rubíes, diamantes 2, 5 hijos imperiales en miniatura y que contiene una representación de ALEXANDER PALACE oro. Hecho en San Petersburgo 2 de mayo de 1908, precio:  12 300 rublos ".
Este huevo no se vendió, se quedó en Rusia, en 1908-1.917, aparecido en The Purple SALON PALACE ALEXANDRE a TSARKOEI SELO luego confiscados en 1917 por el Gobierno Provisional de Kerensky y trasladado al Museo de Armería el Kremlin en Moscú.


  • El huevo en el yate "Standaart". Probablemente 1909. H. Goldsmith Wigström. (Armería Museo del Kremlin, Moscú, Rusia)

El interior de este huevo de cristal de roca contiene una réplica, que se reproduce idénticamente, el yate real "Standaart" donde la familia imperial vivió días felices.

                 El elegante yate "Standaart" en 1896.

          El zar Nicolás II a bordo del yate "Standaart" en 1912.

El "Standaart" Royal Yacht de 5500 toneladas había sido encargado por el zar Alejandro III COPENHAGUE.
Fue lanzado en 1895 y mide 116 metros de largo, por lo que es la más grande del mundo YATE en ese momento!
Royal Yacht Estaba equipado con 30 cabinas y un granero de una vaca destinada a los niños imperiales puede beber leche fresca todos los días!
La familia imperial hacía frecuentes viajes en mar Báltico ya lo largo de la costa finlandesa.


Es una verdadera lección en la historia de Rusia desde este huevo contiene grandes miniaturas de nuevos acontecimientos políticos, así como los retratos del zar y su familia pintados por Wassily Zuiev (El zar Nicolás II,  El Tsarine Alejandra Feodorovna,  La grandes duquesas:  Olga, nacido 03 de noviembre 1895, T Atiana, nacido el 29 de mayo 1897 y M ARIA, nacido el 14 de junio 1899,  ANASTASIA, nacido el 05 de junio 1901,  zarevich Alexei nació 30 de julio 1904)
Los siete miniaturas exquisitas de la familia imperial muestran los padres unidos, cuatro hermosas hijas y un chico muy guapo. Pero estos idílicos retratos esconden el gran sufrimiento de Nicolas II, Alexandra y sus hijas, causada por la hemofilia zarevich Alexei. Una enfermedad que Tsarine quería ser tratada por Raspoutine con consecuencias dramáticas que conocemos para la familia imperial que pereció asesinado en 1918.

En el interior, la sorpresa revela el águila de dos cabezas (el RUSIA emblema) cubierto de diamantes y esmalte miniatura de zarevich ALEXEI NICHOLAEVITCH 7 años de edad.

Este huevo era muy querido por el corazón de la Tsarine ALEXANDRA porque fue diseñado como un homenaje a la curación de la hemofilia zarevich ALEXEI y casi había muerto en 1912.


Fotografía cortesía de la Familia Real de Mónaco del huevo azul fabricado por el joyero ruso Peter Carl Fabergé, que perteneció a la princesa Gracia de Mónaco.
El consulado de Mónaco en la Gran Manzana presentó hoy la refinada joya, confeccionada por Fabergé (1846-1920) para ser un reloj en oro, diamantes, zafiros y recubierta con grabaciones sobre esmalte azul y blanco ópalo, que el zar Alejandro III de Rusia regaló en 1887 a su esposa María Feodorovna.
El príncipe Rainiero de Mónaco, explicaron los organizadores de la muestra, lo adquirió en 1974 para conmemorar el 25 aniversario de su coronación y desde entonces fue una de las joyas preferidas de la princesa Gracia.
"Es la primera vez que sale del Palacio de Mónaco este extraordinario huevo de Fabergé. Era una de las posesiones más queridas por la princesa Gracia, que lo tenía en su despacho privado", dijeron los organizadores de la muestra.
A la muerte de Grace Kelly, en 1981 en accidente de tráfico, Rainiero de Mónaco cerró las estancias privadas de su esposa y desde esa fecha la joya no ha sido nunca vista en público hasta hoy.
La pieza, que fue vendida tras la Revolución Rusa en 1927 a la Australian Pearl Company en París, marca también "la larga relación entre Rusia y Mónaco: los zares Alejandro III y Nicolas II visitaron a Alberto I cuando Fabergé estaba creando los huevos imperiales para la familia real rusa", además de que el país mediterráneo era lugar de vacaciones de la aristocracia rusa, dijo el consulado monegasco.
La joya es una de las piezas centrales de la exposición titulada "Lujo Artístico: Fabergé, Tiffany, Lalique", que tendrá lugar en el Museo de Arte de Cleveland (Ohio) del 18 de octubre al 19 de febrero de 2009, y que después visitará el Palacio de la Legión de Honor en San Francisco (California).
Para esa ocasión se expondrán unas 300 piezas prestadas por unos cincuenta propietarios internacionales de los diseñadores de objetos de lujo más fastuosos del pasado siglo.
Entre ellos se encuentran ocho de los doce huevos creados por Fabergé, incluido el perteneciente a Grace Kelly, así como un jarrón de cristal de René Lalique (1860-1945) y la "ventana Magnolia", de Louis Comfort Tiffany (1848-1933).
Además se expondrán una caja de cigarros que perteneció al rey Eduardo VII de Inglaterra, que ha sido prestada para la muestra por Isabel II.

barrehistoire (2)

1 comentarios:

Anónimo 17 de febrero de 2011, 19:48  

te encontré por casualidad y me ha parecido hermoso e interesantísimo. gracias.

 
Plantilla creada por maria basada en la minima de blogger.