miércoles, 3 de febrero de 2010

* María Luisa Gabriela de Saboya

                                  Reina consorte de España.

                         “Una muchacha de talla pequeña”

250px-Queen_Maria_Luisa_of_Spain,_Princess_of_Savoy Retrato de María Luisa Gabriela de Saboya, reina de España

María Luisa Gabriela de Saboya,nació en Turín el 13 de Septiembre de 1688, primera esposa de Felipe V, fue, reina consorte de España de 1701 a 1714 y, en ocasiones, regente.

Era hija de Víctor Amadeo II, duque de Saboya y rey de Cerdeña (bisnieto de Enrique IV de Francia, primer rey francés de la dinastía de Borbón) y de Ana María de Orleáns (hija de Felipe I de Orleans, hermano del rey Luis XIV de Francia). Su hermana mayor, María Adelaida de Saboya, fue duquesa de Borgoña y delfina de Francia, siendo además la madre del rey Luis XV de Francia.

María Luisa Gabriela de Saboya tenía sólo trece años cuando abandona su Turín natal para desposarse con su primo el rey Felipe V (primer rey español de la dinastía borbónica),nieto de María Teresa de Austria infanta de España y de Luís XIV y cumplir así los deseos de Luis XIV, quien pretende acabar con la dinastía de los Austrias en España.

Contrajeron matrimonio el 3 de noviembre de 1701 en Figueras (Cataluña).

Debido a su corta edad, a su terror ante la idea de compartir el lecho por primera vez con un desconocido y porque el banquete de boda no transcurre todo lo bien que espera, una vez llegado el momento de retirarse a la alcoba nupcial rompe a llorar, lanza juramentos contra los "salvajes españoles", grita que quiere volver a casa y se refugia en su cuarto, cuyas puertas no vuelve a abrir hasta pasados tres días.

             20a12c16607594d09adeb51a6ea41b7b Felipe V de Borbón, llamado también el animoso.

Sorprendentemente, el primer encuentro entre los dos jóvenes, días después, resulta un éxito, el rey disfruta retozando y jugando al cucú y al escondite con su amada”, una clase de juego erótico que se convertiría en el cotilleo de toda Europa y que constituye una señal inequívoca de “la buena salud de la pareja”.

LA NIÑA. María Luisa Gabriela de Saboya fue desflorada por Felipe V cuando acababa de cumplir 13 años. En el fondo, no era más que una niña asustada que dos años después de su boda deslizaba en carta a su familia: «Me preguntáis por qué no quedo embarazada y os confieso que es una pregunta divertida. En los primeros tiempos de estar casada, era demasiado niña para ello; después, no se por qué no sucede Las menstruaciones, desde que se iniciaron, no dejan de presentarse regularmente como corresponde a una persona de buena salud».

Incluso la de los Ursinos, que haría las veces de su dama de compañía, escribe a París informando de que “no hay manera alguna de que el Rey abandone la alcoba y por su gusto estaría todo el día en la cama con la Reina”.

A partir de ese momento, la joven soberana impondrá su voluntad en palacio y fuera de éste

Apenas comienzan a saborear su luna de miel, Felipe debe viajar a Nápoles, que se había sublevado.Sometida a la influencia de los Ursinos y el cardenal Portocarreño, fue nombrada Gobernadora y Administradora General en 1702. Actuó con responsabilidad durante la guerra de sucesión. La vida de María Luisa se desarrolla entonces entre la soledad, la añoranza a su amado, la guerra y su papel de reina regente, el cual desempeña con sorprendente eficacia y una gran intuición.

Chambery_María Luisa Gabriela de Saboya

Cabe destacar que María Luisa fue una eficaz reina regente y una gobernadora muy competente y dedicada a los destinos nacionales españoles.

A los seis años de matrimonio, y con sólo 19 años, la precoz reina tiene a su primer hijo, Luis Fernando, que reina bajo el nombre de Luis I durante siete meses, hasta su fallecimiento.

El monarca es conocido por los madrileños como el "Bien Amado", debido a su carácter afable y a las muestras de cariño que su madre le profesa en público, una mujer firme pero, a la vez, tierna y amorosa con los suyos.

María Luisa tendrá todavía tres varones más, de los cuales sólo llega a la edad adulta uno, Fernando, más tarde Fernando VI, quien tuvo que criarse sin el amor de su madre, puesto que la soberana moriría de tuberculosis cinco meses después de traerle al mundo, cuando contaba 25 años de edad.

 

feather-small

 
Plantilla creada por maria basada en la minima de blogger.