martes, 1 de marzo de 2016

Ingrid de Suecia.

                             Casa de Bernadotte
                                           (por nacimiento)

                        Reina consorte de Dinamarca
     Casa de Schleswig-Holstein-Sonderburg-Glücksburg
                                         (por matrimonio)

Princesa Ingrid de Suecia (hija de Margaret), más tarde reina de Dinamarca

Nacida en el seno de la Casa de Bernadotte, era la hija del rey Gustavo VI Adolfo de Suecia y de su primera esposa la princesa Margarita de Connaught.

La familia vivía en apartamentos en el palacio real de Estocolmo, en un edificio en Ulriksdal, cerca de la capital, y en una residencia de verano, castillo de Sofiero en Escania, en el sur de Suecia.

En 1920, cuando Ingrid  tenía tan sólo diez años, su madre murió de meningitis, durante el octavo mes de su sexto embarazo., el 1 de mayo de 1920, un acontecimiento que conmocionó a Suecia. Margarita tenía 38 años.

Fue la tercera de cinco hermanos y la única mujer y, quizás por ello, mantuvo una relación muy estrecha con quien, tres años después de fallecer su madre, se convertiría en su madrastra, la princesa Alexandra María Mountbatten.

c716ffceebeb256f0dab6930fda6cf89

Ingrid fue educada en el sentido del deber y la seriedad. Ella era inteligente y estaba interesada en los deportes, en especial la equitación, esquiar y el tenis. También obtuvo muy pronto su licencia de conducir.

Fue bautizada como Ingrid Victoria Sofía Luisa Margarita en la Capilla Real del Palacio Real el 5 de mayo de 1910. Sus padrinos fueron: sus abuelos paternos, el rey Gustavo V y reina Victoria de Suecia; su bisabuela paterna, reina viuda Sofía; sus abuelos maternos, el duque y la duquesa de Connaught y Strathearn; su bisabuela paterna, la gran duquesa viuda de Baden; la gran duquesa Hilda de Baden; la duquesa viuda Teresa de Dalarna; la emperatriz Alejandra de Rusia; la princesa Alicia, condesa de Athlone; el príncipe Adalberto de Prusia; y el príncipe Jorge de Gales

La novia caminó hasta el altar del brazo de su padre

Su velo era el mismo que llevó su madre la princesa heredera Margarita en su boda con el príncipe heredero Gustavo Adolfo, quien se lo había pasado a su hija.

La princesa Ingrid de Suecia l

Al traje de la novia se le agregaron muchos recuerdos de su madre,
la princesa llevaba una corona nupcial de ramitas de mirto de la planta que su madre plantó cuando Ingrid era niña. Los encajes y el velo que lució eran de su madre
El vestido en sí era refinadamente sencillo, de raso blanco con largas mangas estrechas, cintura ligeramente drapeada y una cola de seis metros con encajes.
En un hombro llevaba un broche en forma de Margarita que su padre le regaló en recuerdo de su madre y que Ingrid a su vez le regaló a su hija, la reina Margarita, por su sesenta cumpleaños. El ramo también llevaba mirtos y flores del de su madre, azucenas y mirto en las cintas.
El día de la boda, por la mañana, los príncipes realizaron una visita al Cementerio Real y depositaron flores en la lápida de la princesa heredera Margarita. A su enlace, oficiado por el arzobispo Erling Eidem, asistieron invitados reales de todas partes de Europa, siendo los más notables y admirados la reina Astrid de Bélgica y el príncipe Carlos. La catedral se decoró para la ocasión con lirios, hortensias y espuelas.
De su tío, el Duque de Connaught, la novia había recibido joyas y herencias familiares pertenecientes que su madre, la princesa heredera Margarita, obtuvo de niña. También recibió antiguas joyas de su abuela, pero el regalo más querido fue el que recibió de su padre, el príncipe heredero Gustavo Adolfo: un gran broche con forma de margarita hecha de platino, diamantes en forma de rosa, recuerdo de la princesa heredera Margarita. Ese mismo broche lo lució la reina Margarita en su boda.
El rey Gustavo V organizó un banquete de gala en el Palacio Real para el Rey belga y la Reina junto a los recién casados, los asistentes a la boda y otros invitados. La novia agradeció los ciudadanos suecos sus regalos de boda por radio, siendo esta la primera vez que un miembro de la realeza daba un discurso a través de este medio de comunicación.

Margarita es la hija mayor del príncipe Federico y de la princesa Ingrid de Suecia.

Ingrid de Suecia se convirtió en Reina de Dinamarca el 20 de abril de 1947 cuando su esposo asumió el trono. Por entonces, la pareja real tenía, además de Margarita, otras dos hijas: Benedicta, hoy princesa de Berleburg, y Ana María, reina de Grecia. y fue la reina madre de Dinamarca durante 28 años hasta su fallecimiento en Fredensborg.

Se casó con Federico, príncipe heredero de Dinamarca el , el 24 de mayo de 1935. Fruto de este matrimonio nacieron tres hijas:

Red roseMargarita de Dinamarca y Suecia (1940), posteriormente Margarita II de Dinamarca.

Red roseBenedicta de Dinamarca y Suecia (1944), posteriormente princesa consorte de Sayn-Wittgenstein-Berleburg.

 Red roseAna María de Dinamarca y Suecia (1946), posteriormente reina consorte Ana María de Grecia.

 

0_8e443_8f79454f_L

 
Plantilla creada por maria basada en la minima de blogger.