jueves, 19 de noviembre de 2009

* Elisabeth Amalie Eugenie von Wittelsbach.

 2107258-Picture-of-Sissi-Palacio-Sch-nbrunn-0                   Retrato de la Emperatriz Elisabeth  en1865.
         Precioso traje,una creación del famoso modisto Worth.
Rosa rojaIsabel nació en la ciudad de Múnich, Baviera. Su padre, Maximiliano de Baviera, duque en Baviera, procedía de una rama menor de la Casa de Wittelsbach, la de Condes Palatinos de Zweibrücken-Birkenfeld-Gelnhausen, en ese momento "Duque en Baviera". En cambio su madre, Ludovica de Baviera, era hija del rey Maximiliano I de Baviera y, por tanto, princesa real de Baviera.
Educada, como sus hermanos, lejos de la Corte de Baviera, pasó la mayor parte de su infancia a caballo entre su ciudad natal y los salvajes parajes que rodeaban al castillo de Possenhofen, una construcción a orillas del lago de Starnberg que su padre había adquirido para residencia de verano y que pronto se convirtió en la residencia preferida por la familia ducal.


A los 16 años, Isabel acompañó a su madre y a su hermana mayor, Elena de Baviera, a quien familiarmente apodaban Nené, en un viaje a la residencia de verano de la Familia Real de Austria, situada en Bad Isch, donde esperaba la archiduquesa Sofía de Baviera, hermana de Ludovica, junto a su hijo, el emperador de Austria, Francisco José I. Tal encuentro estaba preparado para que el Emperador se fijase en Elena y la tomase como prometida. Sin embargo, Francisco José, de 23 años, se sintió inmediatamente atraído por Isabel, trastocando los planes que madre y tía tenían para ellos.
Elisabeth Amalie , conocida como Sissi, desde muy niña se caracterizo por su personalidad retraída, que casi no se podría llamar bonita, pero con un encanto peculiar, gusta de la naturaleza, especialmente de los animales y las caminatas en los bosques cercanos.
  
  


 


Este cuadro de Stieler, pintor de la corte de Munich, fué un regalo de bodas para Sisí y representa a sus siete hermanos en la época en que Sisí contrajo matrimonio (1854).
                                La familia Wittelsbach




Los Wittelsbach fueron una de las familias más antiguas y poderosas de Alemania y de Europa, por siete siglos reinó en Baviera –territorio al sur de Alemania- ya sea como electores o como duques e incluso en la calidad de reyes. Como toda familia, vio nacer individuos inteligentes, valientes y poderosos, pero también su estirpe se caracterizó por dar al mundo los personajes más crueles, locos, ambiciosos y extravagantes que se tenga memoria.
Manteniendo la vieja costumbre germana de subdividir sus tierras y gracias a su abundante prole, esta familia se esparció por el sur de Alemania, formando ramas segundonas de la oficialmente reinante, de esta forma los condes palatinos de Zweinbrücken-Birkenfeld-Gelnhausen, se les concedió el titulo de Duques en Baviera en 1799 (no de Baviera, para no disminuir las atribuciones de la línea más antigua, cuyo jefe poseía entre sus títulos el de Duque de Baviera).
Para afianzar los lazos que deberían unir a las dos familias, el rey Maximiliano I, casó a una de sus hijas menores, de nombre Ludovica (habida de su segundo matrimonio con una princesa de Baden) con el duque Maximiliano José en Baviera (1808-1888), lo que permitió a la familia mejorar su condición económica y acercarse aún más a la corte bávara.
Ludovica di Baviera, madre di Sissi con i figli Matilde, Elena, Carlo Teodoro e Massimiliano Emanuele                 Ludovica, madre de Elisabth.
Ludovica y  Maximiliano de Baviera, (padres de Sissi), un matrimonio de conveniencia que, contra lo que leímos de niñas y vimos en el cine, nunca fue un matrimonio bien avenido. Max engañaba continuamente a su mujer; es más, solía almorzar con sus hijos ilegítimos. No obstante, el matrimonio tuvo 8 hijos. Sissi no estaba destinada a ningún alto cargo y vivió una vida sencilla, en la naturaleza, atendida y educada directamente por su madre, a quien quiso mucho y a quien habría de añorar en Viena.
El matrimonio tuvo ocho hijos; Luis Guillermo, Elena, Elisabeth, Carlos Teodoro, María, Matilde, Sofía y Maximiliano; quienes emparentaron con la realeza y con la más alta aristocracia europea.
Duques-Duquesas-en-Baviera_Max-Joseph-sons
Retrato en grupo de los hijos e hijas de los Duques Max-Joseph y Ludovica en Baviera, según Stieler.
Elisabeth-Sissi-de-Baviera_retrato-ecuestre-Possenhoffen
Retrato ecuestre de la Duquesa Elisabeth en Baviera,  "Sissí", ante el castillo de Possenhofen, propiedad de sus padres y lugar de su infancia y adolescencia despreocupada.
Elena de Baviera (Nené)
Si bien para la pequeña Sissi no estaba contemplado el matrimoniarla, ya que la familia por ahora tenía el anhelo de casar lo mejor posible a la mayor de las mujeres, Elena de Baviera que, cariñosamente llaman Nené, y en vista de la soltería del joven emperador Francisco José de Austria, se trasladaron en 1853 a Ischl, Austria, para presentarla al monarca, que también era su primo, ya que su madre la archiduquesa Sofía era hermana de la duquesa Ludovica.
La Villa Imperial de Bad Ischl recuerd
                            Villa Imperial de  Bad  Ischl
En laVilla Imperial de  Bad  Ischl ( Kaiser Villa) fue donde se conocieronFrancisco José y Elizabeth y donde Nené vio como desaparecían sus sueños.

Sin embargo, el emperador se encandila con la particular belleza y sencillez de la pequeña Sissi, ésta que no ha sido preparada, a diferencia de su hermana, para desenvolverse en una corte y menos aún imperial, se halla cohibida con tan real pretensión, pero de pronto todo esta resuelto, no será Nené la próxima Emperatriz, sino su pequeña hermana Sissi.
F.Jchrotzberc, L’Imperatore Francesco Giuseppe, 1856
Retrato oficial del Emperador Francisco-José I de Austria en 1853.

El día 18 de agosto de 1853, domingo y cumpleaños del emperador, entraba en la historia de Austria una muchacha de 15 años, nacida en el bárvaro palacio de possenhofen: el emperador Francisco José I pidió la mano de su prima la duquesa Elizabeth de Baviera, y, como era de esperarse, le fue concedida.Franz Joseph y Elisabeth, recién comprometidos.
          Francisco José y Sissi recién comprometidos.
Durante el tiempo del compromiso matrimonial en Ischl
       Paseando en calesa durante el tiempo de su compromiso.
NVITACIOND E BODA DE ELISABETH Y FRANZ JOSEPH
           Invitación de boda de Elisabeth y Francisco José.
Elisabeth debe abandonar su querida Baviera y su familia, para trasladarse a vivir al Palacio Imperial de Viena. 
El 24 de abril de 1854, Sissi y Francisco José se casaron en la Augustinerkirche de Viena, convirtiéndose así en la pareja más observada del mundo. Como ambos poseían un enorme encanto personal, la gente de todo el mundo los vigilaba como protagonistas de un hermoso cuento de hadas de la vida real.
No era tal: la emperatriz, que había entregado su vida rural sin preocupaciones por el estricto protocolo de la corte vienesa, pronto comenzó a tener problemas. No era fácil adaptarse a la vida como esposa de un hombre que, si bien la amaba tiernamente, también gobernaba un imperio habitado por más de 50 millones de personas.
Stieler_Archduchess_1832
Retrato de Sofía Federica de Baviera (1805-1872), Archiduquesa de Austria y madre del Emperador Francisco-José I de Austria.
Su tía y suegra, la Archiduquesa Sofía, se convertirá en el peor calvario de la joven emperatriz, que deberá luchar contra el poder de la madre del monarca que ejerce una gran influencia en la corte y también en la vida del recién casado. Aunque Elisabeth no tiene ambiciones políticas, sino que al contrario prefiere hacer su vida en sus aposentos, alejada del protocolo y de la pompa imperial, debe enfrentarse a su suegra, que le exige conductas propias a tan alto rango.

Atrapada entre la melancolía y la etiqueta, Sissi comenzó a preocuparse por los pobres e indefensos, convirtiéndose en asidua colaboradora de hospitales y asilos, llevando adelante una importante tarea social, caso prácticamente inédito entre las mujeres nobles de esa época.
Poco a poco comenzó a acumular influencias en la corte y especialmente sobre su marido. Las ideas de Sissi eran avanzadas, progresistas y liberales, y su apoyo a la causa húngara fue determinante para que ese país alcanzara la igualdad política con Austria en 1867.
El matrimonio tuvo cuatro hijos, los primeros tres en rápida sucesión inmediatamente después de casarse:
Rosa rojaSofía Federica Dorotea María Joseph. (1855-1857), archiduquesa de Austria fallecida a los dos años de edad aquejada de tifus.
OkTb3Gisela de Austria en la infanci
     Rosa rojaGisela de Austria (1856-1932), princesa de Baviera.
Rodolfo de joven hijo de sissi
Rosa rojaRodolfo Francisco Carlos José (1858-1889), archiduque de Austria y Príncipe Heredero de la Corona.
 maria-valeria2
Rosa rojaMaría Valeria de Austria (1868-1924), archiduquesa de Austria-Toscana.
Otro punto que siempre atormentó a la joven emperatriz fueron los hijos, de su primer embarazo tuvo a una niña que llevó el nombre de Sofía (1855), en honor a su abuela, pensando que de esta forma podría acercarse más a ella, pero el resultado fue que la archiduquesa tomó como suya a la pequeña criatura, provocando profundas depresiones en Sissi. Le siguieron Gisela que nació un año después el  en 1856. El 12 de julio de 1858, en el palacio de Laxenberg, Elisabeth con tan solo 18 años da a luz al ansiado varón, que recibe el nombre de Rodolfo Franz Karl Joseph.Todos le fueron arrebatados por su suegra quien consideró que ella sabría educarlos mejor. Sólo se sintió plenamente madre cuando nació, en 1868, Maria Valeria, su hija adorada, de quien no habría de separarse mucho tiempo y a quien quiso entrañablemente. 
 Rudolf, Stephanie con Erzsi en brazos, Valerie, Franz Joseph y Elisabeth kaiserfamille.
Litografía de 1870, que representa a la Familia Imperial Austro-Húngara en los jardines del Palacio de Gödollo, en Hungría.
Elisabeth pasó a la historia por su encantadora belleza, por esa mirada profunda, escrutadora, por su personalidad tornadiza, en fin por sus un y mil atributos de su carácter y de su físico, pero pocos la describen con el profundo amor que sentía hacia su Hungría, ese país que fue para ella lo que nunca pudo ser Austria.
Emperatriz Consorte de Austria, Reina Consorte de Hungría, Bohemia, Croacia y Eslavonia, Dalmacia, Galicia y Lodomeria, e Iliria.
Los acontecimientos políticos del imperio recomiendan al emperador que debe hacer un viaje por los territorios mas rebeldes a la dominación, estos son Lombardia-Véneto y Hungría, creyendo que la belleza y carisma de su joven esposa, podrían cautivar a los insurrectos, invita a ésta a un viaje a las posesiones al norte de Italia; Sissi acepta gustosa y sólo se siente triste porque deberá dejar a sus hijas al cuidado de su odiosa suegra.
francidco jose
Francisco-José I (1830-1916), Emperador de Austria y Rey de Hungría de 1848 a 1916.
Al regreso de Italia deben emprender el viaje a Hungría, pero esta vez, Elisabeth, se queja de los cuidados de la Archiduquesa Sofía, juzgados excesivos y agobiantes hacia sus nietas, por lo tanto pide a su esposo que las pequeñas princesas las puedan acompañar; Francisco José acepta.
Durante un viaje a Hungría, la pareja imperial se llevó a sus hijas Sofía y Gisela. Ambas hermanas contrajeron diarrea. Mientras la pequeña Gisela se recuperó enseguida, Sofía fue empeorando hasta que finalmente murió el 29 de mayo de 1857. Tenía sólo 2 años. Luego se pensó que la causa de la muerte no fue la diarrea sino el tifus.
Archiduquesa Sofía Fedrica.
Archiduquesa Sofía Federica, primera hija de Francisco José y Sissi.
De ese viaje Sissi retendrá dos recuerdos,  lo encantadores que les resultan los húngaros y su tierra, cariño que se hace reciproco; y la trágica muerte de su hija mayor. 

250px-Benczur-andrassy_gyula A su alero los nacionalistas de Hungría tuvieron una protectora, a su alero también llegó a ser el primer presidente del gobierno húngaro y posteriormente ministro de relaciones exteriores (1871-79) el conde Gyula Andrássy, revolucionario del 48, a quien la emperatriz llegó a considerar su único amigo.
El pueblo húngaro no reparó en obsequios y muestras de amor a su soberana, que les hablaba y entendía en su propia lengua, los hicieron coronar reyes de Hungría en 1867 y les regalaron el palacio de Gödöllö donde Sissi pasaría largas temporadas.
Hungría era el único nexo que tenia la emperatriz con la politica del imperio. Aunque ella nunca participó activamente en la toma de decisiones, siempre hacia ver sus puntos de vista a su esposo, observaciones que siempre tenían un tinte liberal, consecuencia de la corte y de la familia de la que provenía.
Pero una vez apartado del poder su amigo Andrássy, Sissi se alejó completamente del consejo imperial.
Obviamente este triste acontecimiento, provocará cada vez mas fricciones entre suegra y nuera, acentuado por el desprecio de la madre del emperador que siente hacia todo lo húngaro. No se sabe si Sissi movida por sus sentimientos de amor hacia Hungría o por revancha hacia la archiduquesa Sofía, se empeña en aprender todo lo que pueda del pueblo húngaro, empezando por su lengua e historia.
Sissi fue también una mujer muy culta, que aprendió húngaro y griego ,para disfrutar de los clásicos, con tal afán que llegó a dominarlo. Estudiaba durante horas y contrató a un lector llamado Cristomanos que durante años le leyó obras clásicas en esta lengua y con el que sostenía charlas en griego, para practicar. Que admiró a Lord Byron, a Shakespeare (se indentificó muchísimo con la Titania de El sueño de una noche de verano), a Homero, a Esquilo y, sobre todo, a Heine, de quien recibió influencias a la hora de escribir sus dos poemarios Cantos del mar del Norte y Cantos de Invierno. La Emperatriz confió su obra al presidente de la Confederación Helvética para que fuese publicado al cabo de 60 años de su muerte. También confió la gran totalidad de su fortuna en la Banca Rothschild en Suiza para que sus allegados pudiesen vivir bien en el exilio. Tuvo una certera visión de futuro.  
Profundamente identificada con la causa húngara, Elizabeth (Sissi) aprendió con ahínco el húngaro hasta dominarlo por completo. Dominaba también el inglés y el francés, circunstancia que aprovechó para leer obras en estas lenguas directamente. Amaba la obra de Shakespeare y también la de Hegel.
Pocas veces posó Sissi para los pintores, pero lo hizo dos veces para Xavier Winterhalter en 1864 quien la pintó, en un retrato, con los cabellos sueltos -es el que presidió el despacho del Emperador- y, en otro, con el pelo recogido y un vestido de ensueño, que es el retrato oficial de Sissi.
Tenía un carácter obsesivo, en especial por su cabello.
Fanny Angerer fue su peluquera y hay que decir que no era una tarea fácil porque el pelo de Sissi caía como una cascada, de este modo Fanny estuvo más que bien pagada. Mientras la Emperatriz se sometía a las sesiones de lavado y peinado, aprendía húngaro.
Lo lavaba cada tres semanas, con una mezcla de coñac y huevo, y dedicaba un día entero a peinarlo.

"La cabellera, de color rubio oscuro, llega a los tobillos de la emperatriz, que se la hace teñir de un tono castaño para resaltar sus adornos florales. La operación, dada la extrema longitud de los cabellos, requiere una notable habilidad, que Fanny Angerer, por supuesto, poseía, y que es casi una insignificancia en comparación con la destreza que despliega para componer la elaboradísima corona de cabellos trenzados que ciñe la cabeza de la soberana" (Vals Negro).
Empress_Elisabeth_of_Austria1
 
"El insomnio de la emperatriz va en aumento, y también sus crisis de angustia. La soberana lleva un ritmo de vida tan insano como extravagante. Se levanta a las cinco de la mañana, toma un baño de agua fría (que el médico considera contraproducente para sus dolores reumáticos), se hace dar un masaje y empieza sus ejercicios de gimnasia, que la dejan extenuada. Desayuna un zumo de frutas (...) y llega a la sesión de peinado con Fanny Angerer, que aprovecha para leer, escribir cartas o estudiar húngaro. Se viste con traje de esgrima o de montar, según el ejercicio por el que opte (...). Sigue la larga caminata con alguna de sus damas, la menos harta de esos paseos que se prolongan a veces durante tres y cuatro horas".
Retrato del Emperador Francisco-José I de Austria-Hungría
     Retrato del Emperador Francisco José I de Austria-Hungría.
Su maridito, como se firmaba en las cartas Francisco José, comenzó a notar esa perturbación en su mujer, junto con sus obsesión a montar
Y es que Sissi tuvo unas manías y unas características bien especiales: Pero Elisabeth tiene una forma de aislarse, una forma que ni todo el aparataje imperial podría combatir, es más bien un secreto, un placer culposo; escribe versos a hurtadillas. Si bien es cierto que no son composiciones que vayan a quedar en la retina de la prosa mundial, le permiten abstraerse, abstraerse de la soledad, de los recuerdos, de la ausencia de su imperial esposo, del desprecio -ya declarado- de su suegra, le permiten viajar y alejarse de ese frío y fastuoso palacio. Sin embargo, hay versos que denotan lo atribulada de su alma, y que sí son buenos, como por ejemplo uno que comenzaba así: "hace mucho tiempo que he muerto ya…"
  Otro de los pocos placeres que tiene Elisabeth es montar a caballo, lo hace con tal entusiasmo, que sólo podría compararse al placer que siente escribiendo versos. Corre por los bosques y prados, sus camaristas, que por supuesto le son impuestas por la archiduquesa Sofía, se escandalizaron de esta actitud, y llegará a ser, incluso, asunto de estado; pero será una pasión que la acompañará por largos años, hasta cuando las fuerzas se lo permitan.
Mandó instalar un gimnasio en Palacio para practicar anillas, coleccionaba fotos de mujeres hermosas, le gustaba la caza del zorro, era capaz de caminar horas y horas sin dar muestras de cansancio, tenía un pelo larguísimo que le ocasionó dolores de cabeza y de espalda y, sobre todo, se obstinó en mantener la misma figura toda la vida. Medía 1,72 cm, nunca sobrepasó los 50 kg y mantuvo 40 cm. de cintura.
sisi_portrait_NB
 
Apenas dormía o se sentaba. En realidad, es el primer caso documentado en la historia de anorexia neviosa, aunque, obviamente, no existía aun tal diagnóstico. El imperio andaba hecho un lío, con enfrentamientos e incluso guerras, pero la buena de Sissí, vivía consumida, ocupada sólo de caminar, montar a caballo y cuidar su larguísima melena hasta la obsesión. Ella, educada en principios liberales y democráticos, detestaba el Antiguo Régimen y los principios neoabsolutistas que representaba su marido, así que enfermaba a modo de reacción. No padecía enfermedad conocida alguna; más bien somatizó la injusticia, el dolor y el desequilibrio en el que vivía. Mejoraba cuando viajaba. De hecho, parece creíble que tuviera un amante en Madeira, isla que visitaba a menudo: el conde Imre de Hunyady, que "desapareció" misteriosamente.
Una vez muerta su suegra en 1872, Elisabeth sintió un gran alivio, a pesar de que ya no tenía el mismo rencor que en los primeros años de convivencia, es más, estuvo acompañándola en su lecho de muerte hasta el último minuto.
Según consta en diarios personales de sus camaristas y en las cartas que la emperatriz mantenía con su esposo, el año de 1885 se podría decir que fue uno de los más productivos en cuanto a viajes, ya que ese año pasó cuatro semanas paseando por diversas islas griegas.
Elisabeth-zu-Bayern_1837-1898
                                  Elisabeth 1837-1898.
Sin embargo la vida que llevaba la emperatriz en un momento tenia que pasarle la cuenta al cuerpo, comenzó a sufrir de fuertes dolores de huesos y a sentir que las fuerzas ya no eran las de antes; por el mismo motivo comienza una serie de viajes terapéuticos a Holanda, viajes que se harán una costumbre. De esta forma Francisco José ve como, sea con el pretexto que sea, su mujer tiene que, irremediablemente…, viajar.
A la vez trata de relajar su hiperactividad y de mal humor se presenta en bailes y fiestas en aquellos tormentos que se han inventado para los reyes. En esa frase se puede apreciar lo tedioso que le resultaba la vida cortesana y las murmuraciones en Viena, que contadas veces al año veían en alguna actividad pública a su soberana.
Pero su perenne melancolía unida a cierta inquietud en el ánimo, hicieron que sus médicos le recomendasen hacer algún viaje a climas más templados. Ella obedeció y descubrió un mundo nuevo; literalmente. Primero fueron las costas de la isla griega de Corfú, después Italia y el Mediterráneo en general. Gustaba de viajar a esta reina, gustaba demasiado al parecer de la corte vienesa; pero Francisco José, que no veía nada extraño en estos viajes, la dejaba hacer.
Sin embargo estos se volvieron en un ir y venir constante, visitaba la familia en Baviera, en especial a su primo, el excéntrico rey Luis II, que profesaba hacia Sissi una devoción propia de alguien que construye palacios de ensueño en la punta de un cerro; de ahí se iba a Gödöllö, luego visita a su amiga, la reina de Rumania, con quien compartía su gusto por la literatura, después a Viena, después a Corfú, África, España, Italia, Francia, Suiza y un largo etcétera.
Luis II de Baviera.
Retrato del Rey Luis II de Baviera, según Ferdinand von Piloty en 1865.
Sus viajes a Inglaterra eran de antología, ya que el protocolo le exigía visitar a la Reina Victoria, pero Sissi tan poco dada a las formalidades, se excusaba con cualquier pretexto; estas excentricidades muchas veces valieron más de un dolor de cabeza a los embajadores, que debían dar las explicaciones de las extravagancias de su soberana.

Con su vestido de polison

Retrato de Elisabeth "Sissí", Emperatriz de Austria-Hungría.



                         
Hasta que los hechos toman ese rumbo indeseado, la muerte se presenta con más poder y más cercana aún. El 30 de enero de 1889 se suicida junto a su amante, Maria Vetsera, en su pabellón de caza de Mayerling, el príncipe Rodolfo a los 31 años de edad, dejando a una pequeña hija, Elisabeth Marie, de 5 años.Sissi en el lecho de Rodolfo
                           Sissi en el lecho de Rodolfo.
mariavetsera.jpgmaria vetsera.
               María Vetsera, amante del archiduque Rodolfo.
                          Tumba de María Vetsera.
800px-Mayerling20

                               Tumba de María Vetsera.
Elisabeth sufre como nunca, reniega contra todo e incluso contra sus creencias, pero al rato se arrepiente, sin embargo maldice el día que conoció a Francisco José. Se sumerge en una profunda depresión y se vestirá hasta el día de su muerte de un riguroso negro en señal de duelo.

                  Rodolfo, príncipe heredero de Austria.
Elisabeth, después de la muerte de su hijo, se embarca en uno de sus viajes más extensos, se va a ver las obras de su palacio en Corfú y desde ahí decide seguir a África, para pasar de vuelta a Italia y volver a Viena; pero su estado de ánimo, hace recomendable que busque tranquilidad, palabra que tiene verdadero sentido viajando. Es por ello que vuelve a viajar a Corfú y desde ahí a Egipto, donde pasa unos días de sosiego.
Mientras tanto, su hija menor Valeria contraía matrimonio en Ischl el 31 de julio de 1890 con el archiduque Francisco Salvador, un pariente de su padre. Esto deja a Elisabeth en verdadera libertad de acción, pues ya no tiene a nadie a su cuidado.

sissiemperatriz
1Sissi
Palacio de Sissi Emperatriz
                        Palacio de Sissi emperatriz .
139_44096_1Possenhofen, lugar de nacimiento de SissiCastillo de Possenhofen, al lado del lago Starnberg.
El Palacio de Possenhofen (Schloß Possenhofen) se encuentra en la localidad de Possenhofen, en la orilla oeste del lago Starnberg, en Baviera (Alemania).
 799px-SchlossPossenhofen01
El palacio fue construido en 1536 por Jakob Rosen Busch, siendo destruido durante la Guerra de los Treinta Años, reconstruyéndose posteriormente. Pasó de mano en mano, hasta que, en 1834, fue comprado por Maximiliano, duque de Baviera, padre de la emperatriz austrohúngara Isabel de Baviera. De este modo, el palacio es famoso hoy día como el lugar de retiro favorito de Sissi y su familia.
El palacio fue abandonado en 1920, habiendo tenido diversas funciones -orfanato, hospital, hasta tienda de reparación de motocicletas-, hasta que fue restaurado en la década de los 80.

                         Palacio Achilleion de Corfú. (Abajo)5006864_l
El Palacio Achilleion se encuentra en un colina del pueblo de Gastouri, a 10 kilómetros aproximadamente al sudoeste de la ciudad de Corfú.
   Palacio de sisi
hofburgm
El Palacio fue mandado construir por la Emperatriz Elizabeth de Austria, en el año de 1890.Un año después de la muerte de su hijo Rodolfo.
Quien lo convirtió en residencia de verano y refugio particular para huir de la tumultuosa corte de Viena.
Al entrar a palacio, una estatua de la Emperatriz Elizabeth da la bienvenida a los visitantes. El interior del palacio está lleno de colecciones de estatuas, mobiliarios, cuadros del siglo XIX y de objetos personales de la Emperatriz.
El tema principal del palacio fue el héroe de la Mitología Griega Aquiles del cual se desprende el nombre del palacio.
Como muchos de ustedes sabrán la emperatriz sissi tenia una fascinación por la cultura griega.
La emperatriz compró la propiedad a Petros Vrailas Armenis.
El palacio fue diseñado por el arquitecto italiano Raffaele Caritto. Ernst Herter famoso escultor alemán fue comisionado para construir las esculturas griegas que adornan la propiedad.
sissizt3

Una de las obras mas importantes que alberga el palacio es la escultura que muestra a Aquiles agonizante situada en los jardines.
En el palacio abundan esculturas y pinturas sobre Aquiles, tanto en los jardines como en el salón principal.
El estilo del palacio es pompeyano y tiene algunas similitudes con la residencia de la Familia Imperial Rusa en Crimea.
Los jardines del palacio proveen una majestuosa vista hacia las colinas cercanas y hacia el mar jónico.
Sissi visitó el palacio hasta 1898 año de su muerte.
corfu344

corfu343

800px-Sisi_statue_in_Corfu_Achilleion
Al entrar a palacio, una estatua de la Emperatriz Elizabeth da la bienvenida a lo visitantes. 

             
  CorfuAquilion_0

           
crw_2410_sm          corfu325 La escultura de Aquiles encargada por el Kaiser Guillermo II al escultor Johannes Götz Aquiles como guardián del palacio en  los jardines de la Achilleion. El mira hacia el norte, Hacia la ciudad. La inscripción en griego que dice: Aquiles ΑΧΙΛΛΕΥΣ. Fue encargado por el Kaiser Guillermo II.
 Imágenes del interior del palacio   HOFBURG.
Esta imagen pertenece al palacio que mandó construir Sissi su dormitorio. Lejos de lo que se pudiese pensar, no tenia una cama de una Emperatriz; tenia esta cama que se desmontaba cuando recibía visitas. sissi-galeria1-a
 OTRA IMAGEN DE SU DORMOTORIO
                 Otra perspectiva del dormitorio.
Dining Room at Hofburg
Fachada principal del Palacio
                               Palacio Hofburg.
BAÑO DE ELISABETH EN HOFBURG
                         Baño de Sissi en Hofburg.
Bidé que utilizaba la Emperatirz  Corfú, el Castillo de Achilleon (FILEminimizer) (1)
El bidé que usaba la Emperatriz en su retiro favorito de Corfú, Castillo de Achileón. Su hijo, el malogrado Príncipe heredero Rudolf, también poseía uno.
DETALLE DE SU ESCRITORIO
                                   Escritorio de Sissi.
Sus anillas para hacer gimnasia, la verdad que parece que no coincide mucho en esos tiempos


En esta foto se puede apreciar En el espejo, se ve reflejado aparatos  de gimnasia que la Emperatriz empleaba en el cuidado obsesivo de su físico. Los tenía para escalar, barras, argollas, etc.
También sentada en la silla de su tocador le peinaban durante tres horas! su abundante y larga cabellera, mientras su lector de griego le leía textos clásicos.

Palacio de Hofburg.Hofburg%20-interior
                                         Hofburg.
Interior del Palacio Gödöllö
                           Interior del palacio de Gödöllö.
comedor de sissi
Comedor real en el palacio de Schönbrunn. Residencia de verano de Sissi.
CRW_1501_sized
CRW_1506_sized
El Palacio de Schönbrunn.Palacio de Schönbrunn,declarado P.H.U en 1996hofburg-interior.jpg Palacio Imperial HofburgPalacio Schönbrunn
        Palacio de Schönbrunn. Residencia de verano de Sissi.
Palacio_Schonbrunn
                              Palacio de Schönbrunn.
palacio-schoenbrunn_glorieta1
HungariansilverSissi

Retrato oficial de Elisabeth "Sissí", Emperatriz de Austria y Reina de Hungría (1837-1898).
Hizo su vida, buscó cosas que la hiciesen feliz y por eso fue incomprendida y tachada de rara, extraña,................., simplemente llevó una vida que hoy en día no sería extraña, pero que sí que lo fue en su época.´
De todas formas no creo que fuese feliz: no se casó locamente enamorada, sufrió con sus hijos, su marido aunque la respetase a su modo, le era infiel, era una incomprendida en la corte, no le gustaba el frio de Viena, prefería los sitios cálidos, prefería también el campo a los palacios........................ sus últimos años los pasó en silencio, discreta, sin dejarse ver, incluso ocultando su rostro que ya no era joven,....................... demasiados inconvenientes para llegar una vida placentera. Se refugió en la lectura y en los estudios, eso al menos le hacía dichosa y su vida era mas llevadera.
Se vio en un lugar que no deseaba y que por un capricho del destino o de Franz Joseph le tocó vivir.


                                Uno de sus trajes.1212134451_extras_ladillos_1_g_0

     Con Rodolfo y Gisela. En la pared cuadro de la pequeña Sofía.Con rodolfo y gisela. en la pared cuadro de la pequeña sofía

                Durante su matrimonio con Francisco José.
Durante su matrimonio con francisco jose
                Francisco José en la época que conoció a SissiFrancisco José  en la época en que conoció a Sisi.
             
                Uno de sus vestidos.El de la coronación húngara..Uno de sus vestidos
Sofía Carlota de Baviera, hermana de sissi
               Sofía Carlota de Baviera, (Nené) hermana de Sissi.
Sofía (1805-1872) casada con Francisco Carlos, Archiduque de Austria
   Sofía (1805-1872)casada con Francisco Carlos, Archiduque de Austria.
lUDOVIKA DE BAVIERA, suegra de francisco Jose, y madre de la Emperatriz Elisabeth
Ludovika de Baviera, madre de Sissi y hermana de la madre de Francisco José.

La Emperatriz en la etapa del compromiso
     Sissi prometida con una foto en la mano de Francisco José.

                                     Sissi muy jovencita.
Sissi4_3
Sissi3
sissi.jpg6
Sissi
sisi_portrait_2

Rodolfo,Estefania con Erzsi,Valerie, Francisco José y Sissi
          Rodolfo,Estefanía,con Erzsi,Valerie,Francisco José y Sissi.
001va5
                  Alguna joya que encontré.

Entre esas piezas destacan la imponente parure de esmeraldas cuya diadema mandó Sissi a modificar al menos 3 veces.
La parure de rubíes que fue realizada con las piedras compradas a la duquesa de Angulema por su tío y que pertenecieron a su madre María Antonieta.
Por lo cual los rubíes que adornaron a una reina guillotinada, embellecieron si se puede aún más a una emperatriz asesinada.
Estas piezas con otras 16 son mandadas a retirar por la Kaiserin del tesoro de la corona, las acompañaba el diamante florentino y dadas en custodia a Bruno Steiner quien debía de cuidar de ellas hasta que les fuesen solicitadas por los emperadores.
Este hijo de la gran perra se fugó con las piezas y así un tesoro que perteneció por siglos a la más poderosa dinastía europea como las esmeraldas de la Gran María Teresa se diluyó en la nada.
Se dice que en los 80 la tiara de esmeraldas apareció intacta en los EE.UU.
La corona de reina de Hungría pieza llevada por Zita al exilio fue vendida para financiar la vuelta al trono que no pudo ser.
aus20emeralds2011
                    aus20emeralds2021aus20emeralds2011
Elisabeth-zu-Bayern_star-sissi_diamonds-pearl
       Estrella de diamantes que Sissi se colocaba por todo el cabello.
Pieza de plata
                                Pieza de plata.
Pieza del servicio que usaba la Emperatriz diariamente en Schönbrunn, decorada con algunos motivos vegetales
Pieza del servicio que usaba la Emperatriz diariamente en Schönbrunn, decorada con algunos motivos vegetales.
porcelana inglesa, de Minton. Fue un regalo de Inglaterra para el emperador Francisco Jose de Austria
Porcelana inglesa, de Minton. Fue un regalo de Inglaterra para el Emperador Francisco José de Austria.
foto de la coleccion imperial de la vajilla de plata. Hoffburg. Viena
Foto de la colección imperial de la vajilla de plata. 
Hofburg. Viena.
Sopera. Colección imperial.
Sopera. Coleccion imperial.
Vajilla colección imperial de  Hofburg. Viena
Vajilla coleccion imperial de la Hoffburg. Viena
Vajilla imperial con caja para viajes o picnic.
Vajilla imperial con caja para viajes o picnic
  
   Vajilla y cubertería. Colección real de los reyes de Baviera.
Vajilla y cuberteria. Coleccion real de los reyes de Bavaria.

                               Traje de novia de Sissi.Traje de Novia de Sissi

emperatriz-sissi - copia

Rodolfo de joven, hijo de Sissi
                        Rodolfo de joven, hijo de Sissi.
Retrato de Sissi
                                        Retrato de Sissi.
The young Emperor Franz Joseph El joven emperador Francisco José
                         El joven Emperador Francisco José.
Sissi el dia de su coronación 8 de junio de 1867
                    El día de su coronación 8 de junio de 1867.
Coronación de Reina de Hungria
HungarianEmpressSissiHungarianEmpress Especialmente impresionante es la carroza imperial, un magnífico carruaje barroco, con seis ventanas de cristal veneciano, pinturas alegóricas en sus portez e
Especialmente impresionante es la carroza imperial, un magnífico carruaje barroco, con seis ventanas de cristal veneciano, pinturas alegóricas en sus portezuelas y pasamanería de oro y seda. En ese fascinante vehículo fue conducida Elisabeth a su coronación en Budapest como reina de Hungría.
1212134451_g_0
WGBG_G_297_01                              Silla de montar de Sissi.
Amazon
Amazon                                      De amazona.
AustrianSissi-1

Helene, hermana de la Emperatriz Sissy y princesa von thurn et taxis por matrimonio
Helene, hermana de la emperatriz Sissi y princesa por matrimonio.
Ludwig hermano de Sissi Y Su Esposa morganatica Henrietta Mendel
Ludwig hermano de Sissi y su esposa morganática Henrietta Mendel.
 foto33g

Vestido de Sissi


sissi_thumb1
Fotografía de Sissí aka Elisabeth, Emperatriz de Austria y Reina de Hungría en 1869. 
El poco tiempo que la emperatriz pasaba en Viena trajo como consecuencia que de la vida de sus hijos se enteraba por terceras personas. En 1875 asiste a la boda de su hija Gisela, quien contrajo nupcias con un príncipe de Baviera llamado Leopoldo.
De Rodolfo es poco, o casi nada, lo que sabe. El joven que tiene una vida independiente, vida que incluye una pequeña corte, es de carácter débil y de una endeblez psíquica notoria, incluso más tarde se tornaría enfermizo a causa de una enfermedad que padeció en 1886.
Sissi --

El príncipe heredero se casa en 1881 con la princesa Estefanía de Bélgica, y esto significa el fin definitivo de cualquier intento de acercamiento entre madre e hijo.
 Rudolf y Stephanie compartiendo un paseo por los famosos bosques de Viena junto a los emperadores, Franz Joseph y Elisabeth.
Rodolfo y Estephanie (esposa de Rodolfo) compartiendo un Paseo por los famosos bosques de Viena junto a los emperadores Francisco  José y Elisabeth.
El periodo que comprende entre 1882 y 1885, la emperatriz lo dedica única y exclusivamente a viajar. Pero ese periodo de intranquilidad y desasosiego se rompe con una perturbadora noticia, su primo y amigo, el rey Luis II de Baviera ha muerto ahogado en un lago, dos días después de que lo depusieran y encerraban debido a su locura.
Este hecho la marcó fuertemente, ya que la manera en que murió el desgraciado monarca, parece advertirle que por sus venas corre la misma sangre esquizofrénica del difunto. Teme por sus nervios, teme por los hijos que tiene y principalmente teme por el futuro del imperio.

                               Sissi y Francisco José.sissi-y-francisco-jose
                                   Sissi de niña.Sissi de niña

Pero su perenne melancolía unida a cierta inquietud en el ánimo, hicieron que sus médicos le recomendasen hacer algún viaje a climas más templados. Ella obedeció y descubrió un mundo nuevo; literalmente. En su vapor imperial, llamado Miramar, la Emperatriz recorrió el Mar Mediterráneo, siendo uno de sus lugares favoritos Cap Martin, en la Rivera Francesa, donde el turismo se había hecho constante a partir de la segunda mitad del siglo XIX. Pasaría algunas temporadas de verano en el Lago de Ginebra en Suiza, Ischl en Austria, y en Corfu, donde se construyó un palacio, el 2Aquilleón", en honor a Aquiles, uno de sus héroes griegos preferidos. Además, visitó otros países como Portugal, España, Marruecos, Argelia, Malta y Grecia, Turquía y Egipto, ya que los viajes se habían vuelto en algo común en su vida, aunque también en un escape de ella misma. Primero fueron las costas de la isla griega de Corfú, después Italia y el Mediterráneo en general. Gustaba de viajar a esta reina, gustaba demasiado al parecer de la corte vienesa; pero Francisco José, que no veía nada extraño en estos viajes, la dejaba hacer.
el Miramar en plena navegación

            El Miramar en plena navegación.
Sin embargo estos se volvieron en un ir y venir constante, visitaba la familia en Baviera, en especial a su primo, el excéntrico rey Luis II, que profesaba hacia Sissi una devoción propia de alguien que construye palacios de ensueño en la punta de un cerro; de ahí se iba a Gödöllö, luego visita a su amiga, la reina de Rumania, con quien compartía su gusto por la literatura, después a Viena, después a Corfú, África, España, Italia, Francia, Suiza y un largo etcétera. 




Mientras tanto, su hija menor Valeria contraía matrimonio en Ischl el 31 de julio de 1890 con el archiduque Francisco Salvador, un pariente de su padre. Esto deja a Elisabeth en verdadera libertad de acción, pues ya no tiene a nadie a su cuidado. Una de las alegrías de la emperatriz en este tiempo (que ya contaba con cincuenta y siete años) es el nacimiento de su primera bisnieta, hija de su nieta la princesa Augusta.SissiYoung  2Sissi     Austrianempress           En Corfu-2                                       En Corfú.
                        sissibustle
En la epoca del Polisón Sissi con su perro.
Así pasó estos años la emperatriz: nada más llegar a Austria, ya emprendía un nuevo viaje. El 16 de julio de 1898, Sissi se despidió de su esposo en Ischl, sería la última vez que Francisco José la vería con vida. Se dirigiría a Munich, luego a Alemania y por último a Suiza
El 9 de septiembre la emperatriz llegó a Ginebra y fue de visita a una finca de los barones de Rothschild, donde pasa el día, de regreso al hotel, mira extasiada la vista que tiene al hermoso lago.
El día 10 desea embarcarse hacia Caux y junto a su camarista, la condesa Sztáray, se dirigen al embarcadero; a la salida del hotel, un hombre se abalanza sobre ella haciéndola caer, el individuo huye, Sissi se pone de pie y todos corren a verla, pero ella calmadamente les dice que esta bien y que no se preocupen, se sube al vapor y al estar allí cae inconsciente. La emperatriz ni siquiera se percató, pero el hombre le había clavado acertadamente un estilete en el corazón, lo que provocó su muerte minutos más tarde.
         Asesinato de la Emperatriz Elisabeth de Austria.
sissi-asesinada-por Lucheni
El magnicida se llamaba Luigi Luccheni, un obrero de origen italiano y que, según sus propias declaraciones, lo hizo en pos de la lucha contra los ricos y poderosos. Luccheni era un anarquista que ya estaba fichado por la policía, pero que no se consideraba peligroso.
Ficha policial de Luigi Lucheni.
                        Ficha policial de Luigi Lucheni.
Como en Suiza no existía la pena de muerte el hombre fue condenado a cadena perpétua, pero terminaría ahorcándose en 1910, drama que se sumó a los del fusilamiento de su hermano Maximiliano en México, en 1867, y el suicidio de su hijo Rodolfo junto con su amante, María Vetsera, en el palacio de Mayerling. Otra tragedia familiar marcó el principio del fin del imperio: en el año 1914, su sobrino y heredero, el archiduque Francisco Fernando, y su esposa, Sophie Chotek, fueron asesinados en Sarajevo por un nacionalista serbio. El atentado llevó a Francisco José a declarar la guerra a Serbia con el apoyo de Alemania, lo que determinó que se accionara el dispositivo de alianzas que mantenía en Europa la paz armada y estallase la Primera Guerra Mundial.

Este es el vestido que llevaba el día que la asesinaron.
Se ve la marca del estilete.
El vestido que llevaba el día en que la asesinaron. se ve la marca del estilete
Este es el vestido que llevaba el día que la asesinaron.
Se ve la marca del estilete.

 Octavilla de su fallecimiento

                         Octavilla de su fallecimiento.
B9306136T9306141
                               Funeral de Sissi.
3465902708_cdf680b0ef (1)

La carroza fúnebre                      La carroza fúnebre de Sissi.
La carroza fúnebre de Sisi

Sissi fue enterrada en la Cripta de los Capuchinos, justo donde no hubiera querido estar nunca.
AQUI_REPOSAN_EN_EL_CENTRO_FCO_JOSE_Y_SISSI_Y_RODOLFO
Tumba del Emperador Francisco José, su esposa Sissi y su primogénito Rodolfo.
Y éste es un retrato mínimo de una mujer que sigue encandilando y atrayendo a quienes se acercan a ella.
Sobre Sissí se han hecho películas, leyendas y diferentes mitos, pero lo que se puede confirmar es que Sissí ha pasado a la historia como una de las reinas europeas más carismáticas y más inteligentes. 
358741o8cbncp84arosayn3 358741o8cbncp84a
 

Viena
                En la  Actualidad el palacio donde vivió  Sissi.
  Vista de noche, en la zona comercial más exclusiva de Viena. La cúpula que vemos al fondo es el palacio imperial de Sissi, y alrededor se apiñan los nombres más famosos de la moda universal: Louis Vuitton, Cartier, Armani, Ferragamo, Dolce & Gabanna, Chanel, Gianfranco Ferré, Tiffany´s, Gucci...

barrehistoire





4 comentarios:

MarianGardi 2 de noviembre de 2010, 21:11  

Maravilloso reportaje tienes aqui.
He estado en su Palacio de Corfu, ya conozco todos los Palacios, que ha vivido, menos el que iba de vacaciones al campo.
Lo vi por fuera, pero fuimos a ver el de su primo que está en el lago enfrente del que ella iba en los veranos, que seria de sus abuelos, su primo se llamó Luis a quien llamaban el Rey loco.
En mi blog puse dos o tres entradas en Octubre, contando cosas sobre Sisi.
Su marido la adoraba y le permitía todos los caprichos cuando murió le dijo a sus amigos: "Ustedes nunca sabrán cuanto quise a esta mujer".
Besos

Mati 18 de diciembre de 2011, 19:52  

Hermosa relación de la vida de esta mujer de personalidad tan arrolladora.

Deseo fervientemente poder ir algún día Viena y visitar estas estancias.

Gracias por ilustrarnos sobre ella.

Ceres 23 de septiembre de 2013, 2:42  

Muy buen artículo, sin duda. Muchas imágenes, datos curiosos, etc. Igual se pueden escribir más cosas, pero como dices, esta mujer sigue dando para escribir. 1 saludo

Tati 3 de noviembre de 2013, 22:31  

Ya conocía un poco la historia de la legendaria Sissi (y no por las películas). Siempre me ha encantado ese halo de misterio que la rodeó y despertó mi curiosidad desde muy pequeña, asique encontrar una entrada como esta con tanta información y tan bien contada es un regalo.
Enorabuena por tu magnífico blog!!! :)

 
Plantilla creada por maria basada en la minima de blogger.